Esa tarde, te dije adiós



Tan real parecía todo, esas tardes, esos besos, esas caricias, esas miradas, esos te amo, esas palabras, esas promesas, todo sabia a verdad. El amor me puso una venda frente a mis ojos, no podía ver la realidad, veía lo que pensaba y lo que pensaba era lo que quería ! ¿ Cuantas veces me sentí sola ? Creía que era normal, que la soledad no era soledad, era miedo de perderte y que en realidad no me ibas a dejar, que solo yo imaginaba ese sentimiento, ese sentimiento indefinido, pero frió, con un toque de dolor. ¿ Que era ? ¿ Que era esa inseguridad que sentía cada vez que estaba con vos ?  no es que..cuando estas con alguien que realmente quieres..¿ te sientes segura ? Que cada vez que estas con el, aparece esa sensación tan rara pero..¿Cálida a su vez ?, ¿ Por que yo sentía lo contrario ? Si estaba muy segura del amor que te tenia, de lo enamorada que estaba de vos, ¿ Por que eso tan frió ? Acaso, ¿ Era por mi ? todo el tiempo me lo preguntaba, pero no, no era yo la del problema, eras vos. Por dentro sabia como terminaría esta historia, el que más ama es el que más sufre y ahí me vieron, sufriendo y llorando mares de lagrimas por esa persona que me dejó, sin importar nada, sin sentir nada hacia mi, sin mirar atrás, siguió su camino dejándome atrás. ¿ Acaso lo merecía ? ¿ Merecía sufrir así ? ¿ Que fue lo que hizo que tu amor se fuera ? ¿ O en realidad.. no era amor ? Tantas preguntas que nunca pude contestar.
 Era un día "normal" el clima era frió, había viento.. El cielo estaba gris, chicos en la plaza, cada uno en sus cosas, volaban hojas secas, y sentía.. sentía cierta tristeza sin saber por que. De golpe, te vi, te vi con otra persona, yo sabia cual era la historia que te vinculaba con ella. Mis ojos se empañaron, supe que pasaría cuando desaparezcas de escena ! Me fui para cualquier lado, con la tristeza que me desbordaba, no sabia para que camino agarrar. Llego el momento de irme, empece a caminar, pero.. algo me hizo voltear, cuando lo hice, volví a verte, pero esta vez, caminando.. te ibas, vos de una punta y yo de la otra, vos seguías, y yo, mirándote como desaparecías. Seguiste sin mirar atrás, sin saber que yo estaba ahí, esperando a que.. no se, no se que estaba esperando, pero aun así lo esperaba. Ya cuando mis ojos no te encontraban, seguí mi camino, mi corazón lloraba y yo, lloraba con el. Que triste fue para mi, una tarde que no voy a olvidar. Fue ahí cuando sentí que te solté, sentí que te ibas de mi vida, a pesar de que al otro día te volví a ver, ya no fue lo mismo. No te sentía, ya no.  Tuvimos muchas despedidas, pero ese día, esa tarde, esa hora, en esos minutos fue cuando realmente.. ¡ Te deje ir !

3 comentarios :

  1. Hay veces que hay que ser conscientes y darnos cuenta cuando es prudente decir adiós. Porque ahora no entendemos pero a lo largo te darás cuenta que es lo mejor que pudiste hacer.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Increíble entrada, me ha encantado. Transmites mucho, de verdad.
    Mil gracias por pasarte por mi blog y comentar <3

    ¡Un besito!

    Daw-

    ResponderEliminar
  3. Hola gracias por tu comentario en mi blog :)
    Es hermoso el texto, a veces hay que dejar ir ciertas cosas, más cuando nos duele. Te sigo, me encanta tu blog, y ya te lo dije en twitter, beso.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar ♥