Siento un dolor grande dentro de mi, un vació que nunca termina de llenarse, la falta de algo, una tristeza que siempre termina atacándome. Un dolor inmenso, triste, un dolor que no tiene final. 
 Esa herida que me causa tanto dolor, parece nunca cicatrizar y siento que nunca lo hará.
  

1 comentario :

  1. Hola, a veces nos sentimos así, y parece que no hay solución ni alguna salida para recuperarnos, pero no debes rendirte, recuerda que "el momento más oscuro de la noche es justo antes del amanecer" entonces cuando más nos toque sufrir es porque ya viene nuestra felicidad. A mí me han dicho que ese vacío es porque nos falta Dios, y que confiando en él es como podemos encontrar la fortaleza, yo creo que es cierto, aunque aún estoy en el proceso de llenar mi vacío acercándome a Dios. Que pronto estés bien y sinceramente te deseo toda la felicidad del mundo porque es lo que mereces. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar ♥