Era tiempo de que se levantará de la cama, ella no quería salir de su habitación, sueño ya no tenia, la claridad del sol entraba a su alcoba y chocaba con su rostro. Su cara estaba media mojada, tal vez el calor hizo que traspirará o tal vez no, tal vez fueron las lagrimas que soltó esa madrugada. Tenía el presentimiento de que no sería un buen día y no se equivoco. Respiró profundo, se lavó la cara y los dientes, se cambió y salió. No falto mucho para que su presagio se cumpliera. Así fueron sus días hasta ahora, nada cambió, nada cambia y no sabe hasta cuando tiene que soportar esto, ya no quiere terminar sus días sola, con angustia, solo pide a alguien que la ayude, que no la deje sola como todos, que la entienda, que haga que sus días sean diferentes, alguien que la rescate. 


                                                           
                                                                                                                                        Que alguien me salve.

1 comentario :

  1. Ese fragmento te hace imaginarte tantas cosas,
    La falta de una persona aveces te deprime brutal,
    y te faltan ganas hasta para levantarte; pero son esos
    momentos donde tus pensamientos van mas alla de lo inimaginable

    ResponderEliminar

Gracias por comentar ♥