En ese preciso instante, en el que dijiste que te ibas, fue ahí cuando me partí al medio, fue ahí cuando mi alma murió, fue ahí cuando todo se me cayó. Tomé fuerzas, aguante lo más que pude y acepte lo que se vino, cuando caí, fui un mar de lagrimas. No entendía como no tuviste la fuerza de seguir, a pesar de todos los problemas, no entendía como el amor no alcanzaba, si es lo más importante, no sabia para donde ir, que hacer, ni como seguir, me perdí en tan solo unos minutos aun estando en el mismo lugar. Dolió, demasiado, pensé que todo se había terminado, pero mis pedazos se volvieron a unir cuando besaste mi alma, dentro mio solo había paz, es increíble lo que una persona te puede llegar a hacer sentir. El problema es que, cada día es mas difícil, siempre un problema, gritos y peleas. No quiero perder lo que mas quiero, pero tampoco puedo seguir aguantando más, me duele. Y eso es lo que pasa cuando una persona llega a tu vida para salvarte, te ahogas y aparecen, como un salvavidas, llega en el momento que jamas pensaste que llegaría, justo quien menos te pensabas. Un salvavidas que te salva, que te saca a flote, pero que pasa cuando esas personas se van ? Si, te volves a hundir y te volves a ahogar, y peor, peor que antes. Hoy estoy en el medio de dos caminos, que obviamente no se cual tomar. No me siento fuerte para nada, y tan solo una mínima cosa puede destrozarme.


No dejes que me ahogue otra vez ..

1 comentario :

  1. Dios mio, es como lo que me ocurrió a mi en su momento, muy triste...se me fue todo el mundo abajo..
    saludos

    ResponderEliminar

Gracias por comentar ♥